Comparar listados

Gastos derivados de la compraventa de una vivienda

Gastos derivados de la compraventa de una vivienda

Cuando te dispones a comprar una nueva vivienda, lamentablemente, la hipoteca no es el único gasto que vas a soportar y el precio (aparentemente) final, dependerá según los gastos de compraventa. Pero ¿Quién se encarga de estos gastos? ¿El comprador o el vendedor?

Pues bien, para salir de dudas, en este artículo de Gralusa vamos a explicar los gastos derivados de la compraventa de una vivienda y cuáles son los que tienen que soportar cada parte.

Libertad de pacto

Antes de explicar cada uno de los gastos, la libertad de pacto es establecida por ley. Se refiere a que a pesar de tener gastos determinados para cada una de las partes, prioriza la posibilidad de que sea la parte compradora y la vendedora la que acuerde, en conjunto, cómo se van a repartir los gastos derivados de la compraventa de una vivienda.

dos hombres dándose la mano tras acordar los gastos del vendedor

A pesar de existir esta normativa de libertad de pacto, desde años atrás se rige bajo normativa los gastos que se asocian al comprador y al vendedor de la vivienda, en caso de no determinar la libertad de pacto.

Gastos de compraventa que paga el vendedor

Salvo que se haya acordado de otra manera, los gastos de compraventa que paga el vendedor son los de la escritura pública, los gastos de cancelación de la hipoteca

Escritura pública

Los gastos de escritura pública son los más costosos y normalmente se asocia con el vendedor (siempre que corresponda a las escrituras de la vivienda originales), pero debe quedar por escrito quién será el responsable de este gasto.

Si no consta que el comprador debe correr con estos gastos, quedará exento del pago. En caso de que el comprador necesite una copia de la escritura pública, tendrá que hacerse cargo él.

Cancelación de la hipoteca, cargas y gravámenes

Los gastos de cancelación de hipoteca, cargas y gravámenes se cargan por parte del vendedor, así está determinado en la normativa, con el objetivo de poder entregarle la vivienda al comprador. Así se asegura de que el comprador está libre de cargas en su nueva vivienda.

Aconsejamos que se especifique la cuantía de cada una de estos gastos para garantizar que el inmueble no requiere de ningún pago extra relacionado con esto.

Impuesto sobre bienes inmuebles

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles, mayormente conocido como IBI, debe pagarse, según la ley, a la propietaria/o del inmueble a día 1 de enero. Se deben de hacer cargo de la totalidad del pago.

El IBI produce bastantes conflictos entre comprador y vendedor; el primero, quizá no ha disfrutado a lo largo del año de la vivienda y el vendedor puede que lo haya vendido antes de que acabe el año y tampoco le ha dado uso.

Una de las soluciones que ha ofrecido la ley es que en el IBI, el pago se pueda repartir proporcionalmente al tiempo que ha disfrutado de la vivienda, comprador y vendedor. ¿Aún no tienes claro qué significa el IBI? ¡Nosotros te lo contamos!

Gastos de compraventa que paga el comprador

Si se ha omitido la libertad de pacto, estos son los gastos de compraventa que suele pagar el comprador: los impuestos de transmisiones patrimoniales y el registro de la propiedad.

Fotografía de manos de dos hombres con hojas de los gastos derivados de la compraventa

Impuestos de transmisiones patrimoniales

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales le corresponde al comprador, de acuerdo a la legislación actual. Este impuesto se suele añadir a los gastos de notaría, para garantizar su pago, lo mismo ocurre con el Impuesto sobre el Valor Añadido en las construcciones que sean nuevas. El notario actúa en este caso de intermediario, ya que es él el que se encarga de pagar directamente a la administración.

Registro de la Propiedad

Siempre que se compra un inmueble es necesario inscribirlo en el Registro de la Propiedad, sin importar si es nueva o de segunda mano. Esto se realiza para saber quién es el dueño de la vivienda. Se asume, que este gasto corre a cargo del comprador.

A modo de conclusión, se puede ver que los gastos derivados de la compraventa de la vivienda son asumidos por ambas partes, en caso de que se acuerde lo contrario, serán ellos quienes decidan los gastos de los que se encargan cada uno. Si finalmente no llegan a un acuerdo, podrán contrastar en la normativa vigente quién es el responsable de qué pago derivado de la compraventa de un inmueble.

img

Gralusa

Artículos Relacionados

Papeleo y trámites que llevar a cabo en una compraventa de una vivienda

Cuando finalmente te decides a realizar la compra de una vivienda, son varios los aspectos a tener...

sigue leyendo

¿Has oído hablar del alquiler con opción a compra?

El alquiler con opción a compra es una forma de vivir que está en auge desde hace unos años....

sigue leyendo

Todo sobre el pago de la plusvalía municipal

Al adquirir un inmueble es habitual pagar una serie de impuestos. Uno de ellos es la plusvalía...

sigue leyendo